COCINA DE HOGAR

.

Recetas de cocina




VISITAS


counter

RECOMENDADO

Brochetas de tamarindo

BROCHETAS DE TAMARINDO


Jaleas, conservar y salsas dulces

Jaleas, conservas y salsas dulces



Dulces mexicanos tradicionales


Dulces mexicanos tradicionales Dulces mexicanos tradicionales Dulces mexicanos tradicionales

Los dulces mexicanos tradicionales son una delicia. Los hay donde se utiliza como base principal la leche y el azúcar; otros en los que abundan las semillas, como el ajonjolí, otros con frutos como la calabaza, el camote, papaya, el higo, el coco y otros como el cacahuate ,etc.
Ir a la receta














»»BOCADILLOS, BOTANAS Y ENTREMESES««



mariquitas de plátano

MARIQUITAS DE PLATANO MACHO

Pienso que más de alguna persona ha probado estas deliciosas mariquitas de plátano que regularmente las venden en las ferias, mercados, o la esquina de alguna calle muy transitada.
La preparación de estas mariquitas de plátano en realidad no es difícil, si no más bien depende del buen interés que le pongamos a la elaboración de las mismas.
Para que estas frituras queden bien crujientes, se deben cortar las tiras en láminas muy delgaditas; ya que entre más ligero quede el trozo de plátano, mejores resultados obtendremos al freírlos.



Recetas de cocina

INGREDIENTES

  • plátanos machos bien sazones (casi verdes)
  • aceite suficiente para freír
  • sal o azúcar según considere

PREPARACION


mariquitas de plátano como hacer mariquitas de plátano receta de mariquitas de plátano

Coloque los plátanos sobre una tabla para picar.
Con la ayuda de un cuchillo filoso, cuidadosamente haga un corte a lo largo sobre cada plátano.
Corte los extremos y quite la cáscara que los cubre.
Divida el plátano en dos partes como se muestra la imagen.

mariquitas de plátano como hacer mariquitas de plátano receta de mariquitas de plátano

Corte laminitas lo más delgadas posible. Teniendo mucho cuidado de no cortarse.
De cada mitad de plátano salen aproximadamente unas 6-8 laminitas bien delgadas.
Pero si le es difícil sacar esa cantidad, corte las que usted pueda; ó si se le rompen de igual manera sirven, siempre tratando de que queden bien delgaditas.

Mientras corta las mariquitas, ponga una cantidad suficiente de aceite a calentar en una sartén amplia y algo profunda, a fuego medio-alto.
Yo le recomiendo que corte todas las piezas y entonces empiece a freírlas, para evitar que se esté distrayendo al estar cortándolas y descuide las que están en el aceite, (a menos que tenga un ayudante en la cocina).

mariquitas de plátano como hacer mariquitas de plátano receta de mariquitas de plátano

Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente y haya terminado de cortar las mariquitas de plátano, proceda a freírlas.
Para ello, vaya colocando de unas cuantas a la vez, tratando de que queden separadas entre una y otra para evitar que se peguen a la hora de freírse.
Si se le llegan a juntar dentro del aceite, sepárelas con una palita o pinza, y deles vuelta para que se frían parejo por ambos lados.

Usted va a darse cuenta que poco a poco cambian de color, según se van dorando.
Cuando estén bien doraditas, pero no quemadas, retírelas del aceite, y coloque sobre servilletas de papel de cocina o un colador para que se escurra el exceso de aceite que haya quedado en ellas.

No espere que salgan duras del aceite, ya que regularmente salen blanditas y al enfriarse endurecen solitas, transformándose en una botana totalmente crujiente.
Algo parecido a lo que le sucede a las galletas, que cuando recién salen del horno, quedan blanditas o suaves, pero al enfriarse endurecen tomando su verdadera consistencia.

Algunas personas opinan que es mejor utilizar plátano muy verde, casi tierno, para obtener buenos resultados; pero personalmente yo los utilizo como ven en estas imágenes: bien sazones, casi verdes, pero tirando a amarillos.
De este modo, quedan dulces naturalmente y ya no es necesario agregarle nada para completar el sabor.
Pero si usted considera que debe utilizar plátanos bien verdes, hágalo, eso sería a desición suya, pues la técnica está aquí para que se de una idea de como es que debe prepararlos.

Cuando un plátano macho está lo suficientemente dulce natural, no necesita que le agreguemos nada, ni sal ni azúcar, ya que ellos solitos aportan el sabor.
Pruebe una pieza de mariquita ya frita, y si usted considera que le falta sabor, porque estos hayan salidos simples por su propia naturaleza; entonces agregue ya sea sal o azúcar según decida.